read to kids

Beneficios de leer a su hijo

Numerosos estudios muestran los beneficios de leer a su hijo y los efectos negativos de no leer a su hijo. Algunos argumentan que la lectura puede comenzar antes de que nazca un niño. Pero desafortunadamente, no todos los padres están conscientes de la importancia de leer a sus hijos.

Como madre, me hubiese gustado haber sabido lo que sé ahora sobre la importancia de la lectura y el desarrollo del vocabulario en los niños. Mi experiencia al crecer fue muy diferente a lo que muchos especialistas recomiendan. No tenía varios libros y a mí mis padres no me leían.

Beneficios de la lectura

Pero, ¿cuáles son los beneficios de leer a su hijo? Leer a su hijo es importante porque es el primer paso de aprender un idioma. Los investigadores Li y Fleer (2015) comparten que la interacción de los padres con sus hijos durante una lectura compartida de libros es esencial para desarrollar el interés de los niños en la lectura.

Si le preguntas a una madre o padre qué sienten cuando le leen a su hijo, posiblemente compartirían cómo la lectura contribuye a su vínculo de padres e hijos. Leer es una experiencia muy gratificante. Los niños realmente disfrutan de ser leídos y también aprecian la atención que se les da durante las actividades de lectura.

Algunos dicen que la capacidad de atención de un niño aumenta cuando los padres le leen. Esto se debe a que el niño desarrolla la capacidad de permanecer quieto y participar durante el tiempo de lectura. La lectura también envía un mensaje que comunica la importancia de la literatura. También argumentaría que una rutina también puede contribuir a su bienestar emocional y retención de la memoria.

El crecimiento del vocabulario incidental es otro beneficio que viene de leer a su hijo. La lectura aumenta la capacidad de aumentar nuestro vocabulario leyendo. La idea de que cuanto más leemos, a más lenguaje somos expuestos.

Beneficios de habilidades de vocabulario

Al escribir sobre los beneficios adicionales de las actividades de lectura, debo mencionar cómo la lectura influye en el desarrollo del lenguaje oral. Silverman (2007) destaca que aunque algunos niños comienzan la escuela con mucho conocimiento de vocabulario, muchos comienzan con conocimientos de vocabulario relativamente limitados. Esta diferencia en las habilidades de vocabulario a menudo se atribuye al ambiente de la casa. Tal diferencia en el conocimiento del vocabulario es evidente cuando un padre le lee o no lee a un niño. Estas diferencias se reflejan en el lenguaje y las habilidades de alfabetización de un niño.

.

Cuando se trata del desarrollo de la lectura, los maestros a menudo hablan sobre la importancia del conocimiento de la lectura. El conocimiento previo influye en las habilidades de lectura y escritura porque permite al niño extraer lo que aprendido en el pasado. Cada una de estas habilidades es un componente esencial para desarrollar las habilidades del lenguaje en la escuela.

Consecuencias de no leer

En el 2001, los especialistas Tabors y Snow sugirieron que muchos niños cuyo idioma de origen no es el inglés tienen vocabularios de inglés más limitados en comparación a sus compañeros monolingüe. La falta de conocimiento de vocabulario es más tan evidente en los estudiantes de inglés, que los profesores tratan de superar esta falta aumentando la enseñanza del vocabulario.

Para los niños, no saber suficiente vocabulario en última instancia afecta el desarrollo cognitivo y la comprensión de la lectura. La comprensión de la lectura se ve afectada cuando los niños comienzan a leer y encuentran demasiadas palabras de vocabulario desconocidas. A medida que los niños crecen, el aumento de vocabulario desconocido dificulta su rendimiento académico. Para los estudiantes de ingles el vocabulario también contribuye a la adquisición del idioma inglés.

Esta deficiencia proviene de la falta de exposición a la lectura ya sea en ingles o en español. Esta discrepancia académica se refiere al bajo rendimiento que existe entre diferentes grupos de niños en las escuelas. Stanovich (1986) señala esta preocupación al afirmar que si uno crece en un hogar que fomenta la exposición al vocabulario y la lectura adquiere una buena cantidad vocabulario, lo que a su vez puede conducir a un aprendizaje y rendimiento superiores en otras áreas que requieren lenguaje.

Cuándo empezar a leer

Después de leer acerca de los beneficios y preocupaciones de leer a su hijo, ahora podemos hablar de cuándo debe comenzar a leerle a su hijo. He visto literatura que enfatiza cómo el leer y hablar con su hijo puede comenzar al momento de enterarse de que esta embarazada. La idea de que los bebés puedan oírnos y que un vínculo pueda comenzar tan temprano es mágico.

.

Una vez que su hijo nace, la consistencia es crítica. Establezca una rutina programando un tiempo para leer regularmente. Comparta esta responsabilidad con su pareja alternando días u horas de lectura. La mayoría de los padres eligen hacer esto durante la rutina de acostar al niño. Una vez más, la consistencia es la parte más crucial aquí.

En mi experiencia profesional una vez escuché durante una presentación escolar que leer a los niños nunca debe parar. Si sus hijos son mayores, pídales que le lean a usted o lean juntos. Analicen el tema de la lectura lo más seguido que puedan. Designe una rutina de lectura para que los niños mayores también lean.

Cómo leer a su hijo

¿Cómo le leo a mi niño? En muchos hogares, esto puede ser una rutina nocturna justo antes de que un niño se vaya a la cama. A veces, su hijo puede quedarse dormido mientras usted le lee. También pueden sentirse atraídos por un libro favorito o pedirle que lea los mismos libros una y otra vez.

Los tipos de libros a leer pueden variar. Estos podrían ser libros de imágenes, no ficción o libros de ficción. Lo importante es leer en voz alta para que los niños estén expuestos a tanto lenguaje como sea posible. Hable con el maestro de su hijo para determinar los libros de nivel de lectura apropiados a medida que su hijo crece.

Libros de imágenes

Los libros de imágenes son libros con menos texto. Estos libros son un excelente comienzo para niños o bebes porque usted le puede mostrar el libro a medida que lee. Las imágenes tienden a ser coloridas y atractivas para los niños. Con los libros de imágenes, los padres pueden enseñar nuevo vocabulario a los niños nombrando las imagines que muestran los libros.

Libros de No ficción

Exponer a los niños a libros de no ficción es una gran manera de enseñar hechos reales y contenido. Los libros de no ficción cuentan hechos e información sobre el mundo que nos rodea. Estos hechos e información pueden cubrir casi cualquier tema de la vida real, plantas, animales o cualquier cosa que nos rodea. Use libros de no ficción para exponer a los niños a hechos e información sobre el mundo en el que vivimos.

Ficción

Mientras tanto, los libros de ficción son una forma imaginaria de narrativa que cubre contenido ficticio e información de la vida cotidiana. Algunos ejemplos de libros de ficción son los libros temáticos de Disney. La mayoría de los libros de ficción presentan una historia inventada utilizando modos específicos como el suspenso. Use libros de ficción para exponer a los niños a escenarios imaginarios y ayudar a aumentar el vocabulario.

Libros bilingües

Si usted es bilingüe usar libros de imágenes puede ser una gran manera de contar historias en diferentes idiomas. Asegúrese también de usar libros bilingües para exponer a su hijo a varios idiomas. Los libros bilingües a veces están disponibles tanto en inglés como en otro idioma. Altere el idioma en el que leyó el libro para exponer a su hijo a varios idiomas. Escuchar la misma historia en varios idiomas brinda a los niños la oportunidad de establecer conexiones en varios idiomas.

Opciones de lectura en línea

Muchos programas en línea ofrecen libros de imágenes, no ficción, ficción y libros bilingües. La mayoría de los programas en línea ofrecen opciones de reproducción de audio en las que los niños pueden escuchar libros. Si usted no es bilingüe, esta puede ser una gran manera de exponer a su hijo a otros idiomas y mejorar sus habilidades de comprensión.

Durante las etapas iniciales, los padres leen mientras el niño disfruta y escucha. A medida que los niños crecen, comenzarán a hacer preguntas y a seguir la lectura. Tenga en cuenta que esta actividad de lectura es la etapa inicial en la enseñanza de vocabulario donde los niños aprenden que las palabras tienen significado y sonidos.

Desafíos

Varias cosas influyen en por qué los padres no leen a sus hijos. Por ejemplo, el que no nos leyeron cuando niño es una razón por la que algunos padres no leen a sus hijos. Aunque ahora sabemos que leer a nuestros hijos es muy importante, podríamos tener dificultades para hacer de esto una rutina.

Para superar este obstáculo, debemos practicar haciendo de esto parte de nuestra rutina diaria. Una vez que haga de la lectura un hábito, verá los beneficios que le aporta a su hijo. Como padre, también disfrutará del tiempo de calidad que proporciona la lectura regular. Cuando la lectura se convierte en una rutina, notarás que omitir una actividad de lectura se volverá más difícil con el tiempo.

Un desafío común es no encontrar libros para leer. Sin embargo, recuerde que está bien leer el mismo libro varias veces a los niños. También hay miles de libros en línea a los que los padres pueden acceder de forma gratuita. Su distrito escolar y biblioteca local ofrecen acceso en línea a libros en línea, incluidos los libros de capítulos.

Además, las tiendas de un dólar y las tiendas de segunda mano venden libros a precios asequibles. También puede pedir libros a su bibliotecario de la escuela o a la maestra. Cualquier maestro estaría feliz de compartir libros. Amazon y eBay también ofrecen numerosos libros baratos que puedes pedir fácilmente en línea. Empresas como Usborne Books y más tienen una variedad de libros para los niños que les encantarían.

Espero que haya encontrado afirmación de seguir leyendo si ya le lee a su hijo. Si no le lee a su hijo, espero que ahora entienda su importancia, los beneficios y cómo leerle a su hijo. Recuerde que leerle a los niños puede fomentar una relación más fuerte y en última instancia, ayuda a desarrollar un hábito de lectura. La lectura es una de las cosas más que puede hacer para mejorar su relación con su hijo y contribuir a su éxito académico y habilidades de comunicación.

Referencias

Li, L., & Fleer, M. (2015). Family pedagogy: parent-child interaction in shared book reading.

Silverman, R. (2007). A comparison of three methods of vocabulary instruction during read-alouds in kindergarten.

Stanovic, K. (1986). Mathew effects in reading: Some consequences of individual differences in the acquisition of literacy.

Sharing is caring!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba